A mi hija...

 Le respondería; que entre muchos claros y oscuros, aprendió que es la libertad que le dieron alas fuertes para aletear. Para un vuelo firme después. . .
      Los principios.... Los valores morales...
      ¡Y que nunca! ¡Deje de luchar por sus sueños...!
                                                                       María Rosa mayo de 2010


No hay comentarios:

Publicar un comentario